Lionel Montiel

Camión vacunatorio en La Matanza

Entre los meses de agosto y septiembre de 2017, como integrante de la Asociación Civil Identidad Vecinal y en convenio de la misma con el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, coordiné los operativos territoriales de vacunación a través del Camión Vacunatorio enviado por el Gobierno Provincial en el marco del Plan Anual de Vacunación.

El operativo se realizó de lunes a viernes durante casi dos meses, entre los horarios de 9hs a 14hs, donde básicamente se instalaba el camión en la vereda de alguna casa, club deportivo, sociedad de fomento, centro de jubilados, iglesias, escuelas, merendero comunitario, u otra institución barrial, y durante ese lapso de tiempo dos enfermeras enviadas por el Hospital Simplemente Evita de González Catán se encargaban de revisar el calendario de vacunación de los menores y adultos que se acercaban, para luego aplicar las vacunas correspondientes.

El camión recorrió 4 localidades, González Catán, Virrey del Pino, Gregorio de Laferrere y Rafael Castillo, conocidas como las localidades del tercer cordón de La Matanza. Se aplicaron un promedio unas 250 dosis diarias, a un promedio de 60 personas, siendo que una persona (menor o adulto) puede recibir más de una dosis según lo que indiquen las enfermeras en base al calendario de vacunación presentado. El operativo tuvo una duración de dos meses con interrupciones los fin de semanas, feriados y los días de temporal, por lo que en total se llego a concretar efectivamente por 35 días. Se vacunaron en total 2100 personas y se aplicaron 8750 dosis.

El rol de los referentes barriales fue fundamental para que el operativo de vacunación llegue a los barrios más postergados, donde era común que se acercasen muchos menores con carencia total de vacunas del calendario obligatorio. Además, los referentes barriales, también se encargaban de que el lugar donde el camión se instalaría cuente con conexión de electricidad. Y por supuesto, lo más importante, los referentes fueron quienes hicieron la difusión en sus barrios para que las familias puedan programar la asistencia al camión cuando el mismo se encuentre en el barrio. El material de difusión era provisto por la asociación Identidad Vecinal, y el rol de Facebook, Whatsaap, y el cara a cara fueron determinantes para el éxito de la convocatoria.

Haber sido articulador, en nombre de Identidad Vecinal, entre el Estado con una prestación de salud básica, y el territorio, con sus referentes, instituciones y vecinos, fue una experiencia motivadora y fortalecedora. La mayor gratificación, es que más de 2000 personas, principalmente niños pudieron ser atendidos con un Estado presente lo más cerca que se pudo de sus hogares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.