Lionel Montiel

Centro Formación Profesional 414

Frente a la calle del CFC 414.

Disponer de personas calificadas en diferentes oficios y que cuenten con títulos que avalen tales conocimientos es una necesidad del mercado laboral, sobre todo en un contexto cada vez más exigente donde los cambios constantes en tecnologías y procesos de trabajo requieren una actualización permanente. Además, el tener un oficio no sólo es un engranaje más de un sistema que requiere trabajadores o emprendedores calificados, sino que el hecho mismo de la formación implica un logro de realización personal para quienes hayan logrado terminar los cursos. Para esto, el Estado debe estar presente, no dejando la formación de los jóvenes y/o adultos al azar del mercado, sino que se deben proveer los recursos humanos, materiales y la organización necesaria para que las personas puedan capacitarse.

La apertura de centros de formación en oficios era un requerimiento de la ciudadanía en general y de las empresas en particular ya que tras el crecimiento económico luego de la crisis del 2001, se carecía de personas calificadas para trabajar en muchas áreas.
Los Centros de Formación Profesional (CFP) son una repuestas a esta demanda, y en el caso específico aquí abordado tomamos el CFP 414 que tiene sede en Lomas del Millón, calle Posadas 601, partido de La Matanza.
El CFP 414 funciona hace ya aproximadamente 7 años, y recibe cada año cientos de personas que quieren formarse en los diferentes cursos que brinda la institución: aparado de calzado, corte y confección, electricidad, operación y reparación de pc, ingles, entre muchos otros. El centro es producto de la articulación y trabajo en conjunto entre entidades municipales como el Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Social (IMDES) y la Dirección General de Cultural y Educación de la Provincia de Buenos Aires. Además de la articulación entre diferentes niveles de gobierno, también existen convenios con entidades del ámbito privado como la Cámara de Industria del Calzado. Una característica fundamental de este centro es que los cursos son gratuitos lo que hace a los mismos inclusivos y al alcance de toda la ciudadanía. 
Taller aparado de calzado.
Sala reparación de PC.
Como se mencionó, el centro no sólo cumple un rol formativo en lo profesional, sino que también incluye en lo social ya que al ser abierto a toda la ciudadanía, personas de todas las edades pueden acceder a los cursos del mismo. Ejemplo de esto es la participación de personas mayores que aprenden el uso de una computadora por primera vez. Otro ejemplo de inclusión, es que la mayoría de los asistentes a los cursos son jóvenes que provienen de realidades sociales difíciles que ven en la formación profesional una esperanza de salida a las represiones sociales de las que son víctimas. Por lo tanto, para darle mayor efectividad a los cursos y sus egresados, desde el IMDES se creó una bolsa de empleo específica para aumentar las posibilidades de conseguir un empleo a quienes obtengan la titulación en el centro. 
Por último, es de destacar el capital humano que dirige y trabaja en la institución, que dedicando además tiempo de sus vidas personales, han logrado el crecimiento y administración del CFP 414 trabajando a pulmón, llevándolo hoy a ser un centro modelo y en constante crecimiento, abriendo nuevos cursos cada año.
Para quienes deseen ponerse en contacto y saber de los cursos que se brindan y fechas de inscripción, dejo el link de la página web del centro: Centro Formación Profesional 414
Face: CFP 414
Agradecimientos: a Karina Lopez Matheu, regente del centro, y Belen Rosanda, secretaria, quienes me recibieron cálida y cordialmente para explicarme y mostrarme los proyectos desarrollados en el marco de la tesis de posgrado que llevo adelante sobre la industria del calzado en La Matanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.