Lionel Montiel

Reflexiones sobre el poblamiento y desarrollo de Laferrere.

Escudo de Laferrere. El verde representa la ecología de la
zona, el tintero y la pluma a su fundador, lo celeste sus 
numerosos arroyos, los 3 soles a sus 3 fundadores, y 
las siglas PL, Pueblo de Laferrere.
Seguramente cuando los fundadores de la ciudad de Gregorio de Laferrere (don Gregorio de Laferrere, don Honorio Luque y don Pedro Olegario Luro) allá por el año 1911 proyectaron un emprendimiento inmobiliario destinado a vender casas de campo a las élites económicas de la época, jamás se hubiesen imaginado que poco más de 100 años después, ese pequeño pueblo se convertiría en una de las ciudades más populosas de la República Argentina, integrando de por sí el municipio más poblado del país, La Matanza.
En sus más de 100 años de historia, Laferrere sufrió transformaciones innumerables, siendo uno de los cambios más resonantes la explosión demográfica, pasando de 669 habitantes según el Censo del año 1914 (por aquellos años La Matanza se dividía en 6 extensiones territoriales denominadas cuarteles, siendo Laferrere parte del cuartel 4), a una cantidad no determinada específicamente pero que ronda los 250 mil habitantes al año 2015. Como referencia de la magnitud que esto representa, el interior de la provincia de Buenos Aires tiene muchos municipios que sumados entre ellos no alcanzan la cantidad de población de nuestra localidad. A modo de ejemplo, dos de los municipios más pujantes económicamente del centro de nuestra provincia, Olavarría y Azul, siendo entre ambos decenas de veces más extensos que toda La Matanza, hacen en conjunto una cantidad no superior a los 180 mil habitantes.
Dos factores fueron centrales para el crecimiento poblacional de la localidad. El primer factor, la radicación en 1912 de la estación de ferrocarril, que facilitaba el traslado hacía la Ciudad de Buenos Aires, conectando lo rural y lo urbano. Laferrere fue durante la primera mitad del siglo XX una zona de casas de campo, donde familias de la elite económica del momento pasaban los días de descanso alejados de la ciudad. Sin embargo, el ferrocarril fue un factor fundamental que iría década tras década atrayendo pobladores permanentes a estos lares. El segundo factor, fue la cercanía con la Ciudad de Buenos, a cuyos bordes se fueron expandiendo la urbe y las industrias. Este fenómeno afectó a todo lo que hoy se conoce como Conurbano Bonaerense. Los procesos de industrialización que se vivieron en el país, durante la década de 1930 denominado de “sustitución de importaciones” y fortalecido a partir del gobierno peronista de 1946, implicaron la creación de numerosas industrias y procesos de migración e inmigración que llegaban a Buenos Aires en búsqueda de nuevas oportunidades. En el caso de La Matanza, las primeras industrias se radicaron en las localidades del denominado primer cordón (principalmente en Lomas del Mirador, La Tablada, Ramos Mejía y San Justo) y se fueron expandiendo con menor intensidad al resto del distrito generando el poblamiento de las localidades adyacentes con familias que se desempeñaban como obreros de las fábricas.  En consecuencia, Laferrere comenzó a crecer como ciudad, pero también a mutar sobre todo durante la segunda década del siglo XX (1950-1990), transformándose de lo rural a lo urbano y poblándose progresivamente en casi toda su extensión territorial, siendo declarada como Ciudad el 18 de Septiembre de 1973.
Durante el traspaso de lo rural a lo urbano, Laferrere no fue lugar de radicación de grandes industrias más allá de pequeños talleres de emprendedores locales. La localidad era básicamente una “ciudad dormitorio”, o sea, una ciudad donde la población tiene su hogar pero el grueso de sus trabajadores activos se desempeñan laboralmente en otras localidades o distritos.
Ya durante la última década del siglo XX y a sobre todo a partir de los años 2000, nuestra localidad fue desarrollando una compleja red productiva y comercial propia, generándose mayor fuentes de empleo locales. Al 2015, nuestra localidad representa apenas el 2,7% de las empresas industriales del distrito, destacándose en este sentido La Tablada (28,4%), Lomas del Mirador (19,4%), San Justo (16,1%) y Ramos Mejía (8,8%), pero en el espectro comercial, Laferrere es uno de los principales centros de consumo de La Matanza, a la par e incluso superando a las tradicionales ciudades de San Justo y Ramos Mejía.
Hoy Laferrere es un conglomerado de más de 20 barrios, donde no sólo se desarrollan actividades productivas y comerciales, sino que existe una vida social muy activa, con decenas de centros de jubilados, clubes de barrio, más de 30 colegios públicos, un aeroclub (el primero del país), una cámara comercial propia, 2 comisarías, 1 Comando de Prevención Comunitaria y 1 comisaría de la mujer, entre tantas otras entidades públicas y privadas. Además a pocas cuadras del centro comercial se radica la cancha del Deportivo Laferrere, uno de los dos clubes más populares de La Matanza fundado en 1956.
Concluyendo, Laferrere ha tomado las dimensiones de un municipio, habiéndose desarrollado en gran parte de sus habitantes una fuerte identidad local. Por eso, en estas líneas esperamos haber contribuido a exponer una breve síntesis del territorio que nos alberga, pecando indudablemente de haber omitido importantes hitos que hicieron a la historia de nuestra localidad. Sin embargo, esperamos y alentamos a que cada vez más almas comprometidas se acerquen al estudio de la construcción política, económica y social específica de nuestra tierra, pasos fundamentales para comprender nuestro presente y poder actuar en consecuencia en función de un mejor futuro colectivo.

Fuentes de la nota:
Agostino, H. (2011), Los primeros cien años de Gregorio de Laferrere 1911-2011, Ed. Compañía Editora de La Matanza, Ramos Mejía.
Sitio Web de la Municipalidad de La Matanza en: www.lamatanza.gov.ar
Secretaría Producción La Matanza en: www.produccion.lamatanza.gov.ar 

Censo 2010 en: www.censo2010.indec.gov.ar


Av. Luro a metros de la Estación. Década de 1950. Fuente: Face “Laferrere somos todos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.