Lionel Montiel

Presupuestos municipales y proyecciones en La Matanza.

Los municipios de la provincia de Buenos Aires encuadran la elaboración de sus presupuestos anuales dentro de los marcos del Decreto Ley 6769/58 comúnmente denominado Ley Orgánica de las Municipalidades y bajo las recomendaciones y disposiciones del Consejo Provincial de Coordinación Presupuestaria y Fiscal Municipal[1]. En cuanto a la Ley Orgánica, establece entre sus artículos 29 y 40, los lineamientos principales que deben respetar los gobiernos locales para planificar sus ingresos y gastos.

En situaciones habituales, el proyecto de presupuesto anual debe ser enviado desde el Poder Ejecutivo Municipal al Poder Legislativo local (Honorable Concejo Deliberante) antes del 31 de octubre de cada año, y el Legislativo debe aprobarlo y remitirlo al Ejecutivo para su promulgación hasta el 31 de diciembre como fecha tope. Vencida esta última fecha sin la sanción del presupuesto por parte del legislativo, el Intendente deberá regirse por el presupuesto del año anterior.
Los presupuestos contienen en su elaboración aspectos técnicos y políticos. Desde el tecnicismo, se deben estimar ingresos y atenerse a legislación y disposiciones obligatorias que formalmente el proyecto de presupuesto debe contemplar. Desde el lado político, se establecen las prioridades del gasto, donde se pueden acrecentar recursos para fortalecer políticas públicas en determinadas áreas como seguridad, salud u obras públicas, o también quitar reducir recursos a áreas consideradas menos prioritarias para la gestión global del municipio.
Las principales fuentes de ingresos de los municipios son dos: por un lado los ingresos propios, provenientes principalmente de las tasas municipales y las contribuciones especiales, y por otro lado, los ingresos provenientes de la coparticipación provincial.
Por lo general aproximadamente la mitad de los gastos proyectados en los presupuestos son para los salarios del personal, destinándose a otros gastos la mitad restante.
Desagregar o sistematizar los datos que exhibe un presupuesto puede ser útil para analizar la posición de la gestión municipal ante determinados temas de agenda política o social, ya que habiendo más o menos recursos abocados a determinadas áreas se puede inferir el interés de atender esa realidad o problemática. También la comparación o evolución de los gastos por áreas de un año a otro son un indicador de los cambios en este sentido.

Presupuesto en La Matanza.

En el año 2015, La Matanza cuenta con un presupuesto aprobado del orden de los $3.100 millones, destinándose $1.369 millones en personal. El área que más recursos absorbe es el de salud, con $864 millones destinados, mientras que el área que tuvo el mayor incremento presupuestario en relación a años anteriores es el de Protección Ciudadana, que asumirá un gasto proyectado de $275 millones, habiendo sido en 2014 de $50 millones, crecimiento consecuencia de la implementación de la policía local.
Otras áreas que habitualmente absorben un gasto importante son la Secretaría de Espacio y Servicios Públicos, que tiene destinados $450 millones, y la Secretaría de Desarrollo Social con $127 millones previstos.
A continuación exponemos un gráfico que exhibe la evolución de gastos presupuestos año por año desde el 2007 en adelante, donde también se puede apreciar el incremento porcentual de un período al otro.

1Elaboración propia en base a datos de la Secretaría de Economía y Hacienda de La Matanza

En el próximo gráfico, podemos apreciar la evolución de los gastos presupuestados de las áreas que se destacaron por implicar los mayores recursos.
2Elaboración propia en base a datos de la Secretaría de Economía y Hacienda de La Matanza.

En base al último gráfico, se visualiza que el área de obras y servicios públicos[2]fue la que más recursos insumió. Este gasto, que como mencionamos obedece a decisiones políticas, expone no sólo las prioridades de la gestión sino también las necesidades del municipio, tanto para atender las demandas de la población como para generar las condiciones para el desarrollo territorial consecuencia de años de desinversión en infraestructura como asfaltos, obras aliviadoras pluviales, reactivación y mejora de espacios de recreación como plazas, entre tantas otras.
La otra área que mayor cantidad de recursos insume es la de salud, que implica tanto el gasto en personal como en infraestructura, insumos y servicios que se requieren para mejorar y sostener los centros de salud municipales.
Las áreas de Desarrollo Social y la de Cultura y Educación fueron las dos que le siguieron cantidad de recursos presupuestados, aunque muy debajo de las dos áreas principales. Esta asignación de recursos obedece a la atención que se debe dar a sectores socioeconómicos vulnerables, ya que La Matanza fue uno de los municipios más afectados por la pobreza estructural y de ingresos durante las últimas décadas. Más allá del crecimiento del empleo y las políticas nacionales de cobertura social, aún hoy se deben solventar acciones locales para solventar problemáticas sociales específicas en algunos barrios del distrito.
En conclusión, afirmamos que la asignación de recursos presupuestarios responde a dos fuerzas principales, por un lado la magnitud de las problemáticas y las demandas sociales, y por otro, la decisión política de destinar más o menos recursos a cada área. Cuando ambas fuerzas coinciden seguramente y no sólo se destinan los recursos, sino también se generan vínculos más profundos con entre el territorio y la gestión, los presupuestos estarán transformándose en instrumentos de proyección del cambio social y desarrollo local.



[1]El Consejo de Coordinación Presupuestaría Fiscal y Municipal fue creado por la Ley Nº 13.295, con el objetivo de generar un ámbito de discusión donde los Municipios y la Provincia puedan exponer sus realidades, manifestar sus necesidades e inquietudes, a fin de sistematizar criterios comunes de gestión presupuestaría y fiscal.
[2] Secretaría que luego fue desagregada en dos: Secretaría de Obras Públicas por un lado, y Secretaría de Espacio Públicos y Servicios Públicos por otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.